La respuesta a esta pregunta es inmediata: Porque Yo Amo a Mi Bebé es que estoy decidiendo guardar localmente las células madre de cordón umbilical de mi bebé.

 Pero en Stem Care sabemos algo más, pues por más de una década hemos visto evolucionar el campo del almacenamiento de células madre de cordón umbilical, y uno de los aspectos más signficativos que han evolucionado son las posturas del  American College of Obstetricians & Gynecologists y la American College of Pediatricians, quien recomiendan que el almacenamiento de células madre de cordón umbilical en bancos privados debe ser considerado cuando existe el riesgo de enfermedades genéticas en la familia. Cuando vemos la alta carga de enfermedad con que contribuyen las enferemdades genéticas (cáncer, corazón, sistema nervioso, etc),  no es de extrañar que exista cada día un mayor interés en las familias de Guatemala y El Salvador de guardar las células madre de cordón umbilical.

 

Las células madre de cordón umbilical tienen la capacidad de regenerar tejidos sanguíneos y no sanguíneos. La literatura científica las describe como células inteligentes que al ser implantadas, van en busca del tejido dañado para regenerarlo y así sacar adelante a las pacientes y mejorar su calidad de vida, incluso, llevarlo a una curación completa.  Para el día de hoy se ha reportado que existen más de 100 enfermedades tratables, y se estima que a la fecha se han realizado más de 30,000 terapias en distintos países, incluyendo Guatemala, usando las células madre de cordón umbilical.

 

Quizá menos percibido, pero muy relevante ha sido el hecho que incluso hay aseguradoras que operan en Guatemala y El Salvador, que incluyen en sus pólizas el almacenamiento de células madre de cordón umbilical, por lo que desde nuestra perspectiva, el concepto de almacenar células madre de cordón umbilical  ha evolucionado a ser un seguro biológico para las familias que contratan el servicio en bancos privados.